fbpx

PROVINCIA DE BADAJOZ

Valioso legado

La riqueza patrimonial de la provincia de Badajoz se refleja en las sorprendentes huellas que han dejado todas las civilizaciones que se fueron asentando en estas tierras, desde la prehistoria hasta los tiempos actuales.

Cada época de la historia nos ha dejado un valioso legado en forma de construcciones, edificios, vestigios,… así como fiestas populares, costumbres y tradiciones. Los doce municipios catalogados como Conjuntos Históricos, la Vía de la Plata y los legados mudéjar y sefardí son algunas de las joyas que se pueden descubrir en la provincia de Badajoz

Lo más destacado en la Provincia de Badajoz

Artesanos destacados de la Provincia de Badajoz.

Artesanía

Barro, cuero, hierro, corcho, madera… y muchas horas de esfuerzo y trabajo lleva consigo cualquier pieza elaborada por nuestros maestros artesanos con sus creativas manos. Son procesos espontáneos y personales que sorprenden por su variedad y su originalidad, extraídos de las ricas materias primas a las que el diseño modifica en una continua transformación de las formas.

Pasado y presente se unen en este viaje por los sentidos en una tierra, la provincia de Badajoz, que ofrece, en toda su extensión geográfica, una gran variedad de riqueza y variedad de labores artesanales que la convierten en foco difusor de la cultura.

La excelente calidad de los productos elaborados incorporan, además de ese sello de autenticidad que sólo saben dar las obras hechas a manoy que todavía hoy conservan las bases de la artesanía tradicional, los nuevos estudios e investigaciones sobre formas y acabados que llevan a nuestros maestros a un reciclaje continuo para obtener piezas sencillas e invariables.

Para la difusión de los trabajos artesanales, la Diputación de Badajoz tiene abiertas tres salas de artesanía en la provincia. En ellas se puede ver una amplia representación de estas labores que cuentan con personalidad propia, elaboradas una a una con un sello de autenticidad y dentro de una producción limitada. Estas salas de promoción están en las localidades de Badajoz, Llerena y Villafranca de los Barros.

Las tres salas forman parte de la Red de Centros de Artesanía de Extremadura. El apoyo y la colaboración de los artesanos profesionales de la tierra son el mejor referente de la divulgación y comercialización de sus obras.

Gastronomía

Badajoz es una gran despensa que ofrece al visitante productos de una gran calidad y platos elaborados con los mejores productos autóctonos.

Aceites, carnes de cordero y de vacuno, productos ecológicos, embutidos, quesos, vinos, turrones, ajos… llevan el sello de esta provincia. Son productos naturales elaborados con la sabiduría y el buen hacer de muchas generaciones.

Además, la provincia de Badajoz ofrece al visitante una gran variedad de productos autóctonos de excelente calidad. Por este motivo, la Junta de Extremadura apostó por las Denominaciones de Origen como mecanismos de garantía que aseguraran la utilización de las mejores materias primas para la elaboración de los alimentos.

Entre los productos con Denominación de Origen se encuentran los aceites de oliva vírgenes, protegidos por la Denominación de Origen Aceite de Monterrubio, que amparan aceites de oliva virgen extra, únicos en su género, con una acidez no superior a un grado por cien gramos. Su sabor es afrutado, aromático, almendrado y de sabor algo amargo y picante. Para su elaboración sólo se recolecta la aceituna sana, recogida directamente del árbol.

La Denominación de Origen Cordero de Extremadura ( CORDEREX), ofrece una carne de cordero de elevada terneza, jugosidad y aroma. Carne sabrosa y saludable; con el justo nivel de infiltraciones grasas a nivel intramuscular y con un incomparable aprovechamiento cárnico.

Los corderos de CORDEREX pueden ser de raza merina o de razas procedentes de ella, como el merino precoz, el fleischschaf o razas muy emparentadas, como el de Ile de France. Nacen y se crían en la región y se nutren de leche materna y alimentos controlados y autorizados por el Consejo Regulador.

El cerdo ibérico ha formado parte del paisaje de Extremadura desde la antigüedad. La característica de todos los jamones con Denominación de Origen Dehesa de Extremadura es su sabor agradable al paladar y su carne untuosa, que deja en la boca un regusto de exquisitos aromas. Es sabroso pero no salado.

Badajoz también es rica en quesos. Desde tiempos inmemoriales, en la comarca de La Serena, las ovejas de raza merina, con su leche, han dado lugar al queso de La Serena, uno de los mejores del mundo . Su aspecto exterior es cilíndrico aplanado; de mayor base que altura. Su peso oscila entre los 750 gramos a los 2 kilos. Una de las características de su elaboración es el uso de un coagulante vegetal para el cuajado de la leche.

La Denominación de Origen Queso de la Serena está protegida y reconocida por la Unión Europea. Degustar un auténtico queso de la Serena es la culminación de un proceso natural y artesano que transforma la leche de oveja Merina en este manjar. Elaborado de forma artesanal, se necesita la leche de, al menos 14 ovejas, para elaborar un solo queso.

Bajo la Denominación de Origen Ribera del Guadiana se amparan seis subzonas ( Cañamero, Montánchez, Ribera Alta, Ribera Baja, Tierra de Barros y Matanegra ) a las que no se les impone un criterio de homogeneidad, sino un adecuado nivel de calidad, manteniendo las peculiaridades de cada zona, pero conectadas por vínculos vitícolas, variedad, formas de cultivo, elaboración o crianza.

Las principales variedades de uvas blancas utilizadas son : Cayetana Blanca, Montúa, Alarije, Eva o Beba y Pardina.

Las tintas son: Macabeo, Garnacha, Cabernet Sauvignon, Garnacha Tinta y Tempranillo.

Las terneras extremeñas también son conocidas por su calidad. De ello se ocupa la Indicación Geográfica Protegida Ternera de Extremadura.

Se entiende por Ternera de Extremadura a las canales procedentes únicamente de ganado de las razas autóctonas retinta, avileña negra ibérica, morucha, blanca cacereña ,y sus cruces, y criadas en régimen extensivo de producción

Pueblos de interés artesano:

La provincia de Badajoz cuenta con doce municipios declarados Conjuntos Histórico-Artísticos por la conservación de su patrimonio y su singularidad histórica y artística.

Alburquerque

Alburquerque está enclavado en la Sierra de San Pedro. En esta población quedan huellas de población judía, y en el barrio medieval, se han encontrado restos de una posible sinagoga.

Entre sus monumentos destaca el Castillo de Luna, con cuatro áreas defensivas escalonadas a lo largo de la ladera norte del cerro sobre el que se asienta, por donde tiene entrada desde la población.

En el casco urbano destaca, también, el Barrio Medieval o “Villa Adentro”, en el interior del recinto amurallado. En él se conservan varias torres defensivas: del Reloj, Torre Cabrera y Torre Rocha; y puertas como la de la Villa, de Belén y de Valencia.

Azuaga:

En la época romana, Azuaga recibía el nombre de “Municipium Iulium Ugultuniacum” aunque su nombre proviene de una tribu bereber, los “zuwaga”.

Reconquistada por el Maestre de la Orden de Santiago, Pelay Pérez Correa, quien la incorpora al reino de Castilla León. Su edficiación más importante es el Castillo de Miramontes, en ruinas.

En 1.998, una buena parte del caso urbano es declarado “Bien de Interés Cultural” con categoría de Conjunto Histórico. Forman parte de este entorno, fuentes y pilares: Fuente Atenor, el Pozo Santo (árabe) y los pilares del Pocito, de los Borrachos, Nuevo y Viejo.

Un ejemplo singular de recinto taurino es su Plaza de Toros, de forma elíptica construida a finales del s. XIX, que aprovecha la orografía del terreno en que se ubica.

 

Burguillos del Cerro:

Emplazamiento de importante historia por su patrimonio monumental, que dejaron celtas, romanos, visigodos, musulmanes, judíos y viejos castellanos; que le han permitido obtener la declaración de “Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico”.

Tras la dominación romana, y el paso de los visigodos y musulmanes, llegó la conquista por los cristianos hacia el año 1228.

Con la cesión de la Orden del Temple, se inicia la concentración de la población, procedente de los distintos “Burgos”, en la ladera del cerro, junto a la fortaleza. Durante los siglos XIX y XX, el núcleo urbano se expande hacia el sur, buscando la llanura.

Sobresale su castillo, edificio emblemático situado en la culminación del cerro que apellida a la población.

 

Feria:

Declarada “Conjunto de Interés Histórico Nacional” en 1970.

Esta población da nombre al Señorío de los Suárez de Figueroa, siendo primeros Condes de Feria, y más adelante, Duques de Feria por concesión de Felipe II.

Feria es identificada por algunos autores como la “Seria” celta, y la “Fama Iulia” romana, ya que en sus alrededores se han encontrado restos de estas épocas.

Los musulmanes también habitaron la zona. Se les atribuye la construcción de una primitiva fortaleza en el lugar en que se encuentra el castillo, uno de sus monumentos más emblemáticos y desde el que se contempla un impresionante panorama. Es una de las realizaciones más notables en su especie en Extremadura, por su situación y construcción. Tiene como elemento principal una torre cuadrangular de esquinas redondeadas de 40 metros de altura.

Cerca se encuentra el dólmen de la Casa del Monje, del que se conserva la cámara compuesta por siete grandes piedras de pizarra y el corredor.

El pueblo conserva una fisionomía especial, adaptándose a la dura topografía del terreno, con calles con fuertes pendientes y casas encaladas. La iglesia parroquial de San Bartolomé, en la que destaca la portada del lado del Evangelio, renacentista; y de la bella placita con arquerías de estilo mudéjar, situada entre la iglesia y la Casa del Concejo.

Feria celebra, a principios del mes de mayo, la fiesta de Las Cruces, de Interés Turístico Regional.

 

Fregenal de la Sierra:

La historia de Fregenal se remonta al periodo calcolítico, aunque la villa alcanzó su máximo esplendor en el siglo XVI, gracias a las numerosas industrias.

Testigo silencioso de la historia es su castillo, situado en el centro neurálgico de la población. Fortaleza de considerables dimensiones, con siete torres, en su interior alberga una plaza de abastos, un cosos taurino y una iglesia. Adosada al castillo se encuentra la iglesia parroquial de Santa María la Mayor. En ella destacan el retablo mayor, del siglo XVIII, la imagen del Cristo de la Caridad, el lienzo de la Virgen de Guadalupe y el órgano que preside el coro.

En sus calles y plazas se conservan bellas casas nobiliarias y blasonadas, casas adinteladas y escudos; y la arquitectura popular, con casas encaladas y adornadas con balcones y rejas.

En la Plaza Mayor está el edificio de la antigua cárcel y la Casa del Concejo. En Agosto se celebra el Festival Internacional de La Sierra, Fiesta de Interés Turístico Regional.

 

Fuente del Maestre:

Posee una notable riqueza arqueológica, histórica y monumental, por lo que la Junta de Extremadura la declaró “Bien de Interés Cultural”, con categoría de Conjunto Histórico.

El recinto amurallado, con el foro que la rodeaba, hizo de Fuente del Maestre una de las fortalezas más importantes de toda la Baja Extremadura durante la Edad Media.

Uno de los monumentos más antiguos en la muralla, del s.XIII de la que se conserva un lienzo de unos doscientos metros de longitud. A principios del s. XVI se comienza a construir la iglesia parroquial de la Candelaria, sobre otra más antigua de la que queda una torre de estilo gótico-mudéjar, del s. XV. En este edificio se combinan tres estilos arquitectónicos: gótico-mudéjar en la torre, gótico-Reyes Católico, en la nave y renacimiento en el crucero. En el exterior destaca la puerta gótica del Perdón y la puerta principal. En el interior, la puerta de la Sacristía y el retablo del altar mayor, un ejemplar del barroco de la primera mitad del s. XVIII, calificado de los mejores de Extremadura.

 

Jerez de los Caballeros:

Conocida como “Ceret” en época fenicia, durante la dominación romana se denominó “Caeriana” y “Fama Iulia”, conservando interesantes muestras arqueológicas, como el Dolmen del Toriñuelo. Visigodos y árabes también pasaron por estos territorios.

A partir del s.XII, con la llegada de las tropas leonesas del rey Alfonso IX, será cuando la villa de Xerez se erija en un importante núcleo y la Orden del Temple consolidará la fortaleza árabe y construirá su amplio recinto amurallado; logrando, para la población, la capital del “Bayliato” de su mismo nombre.

Fue cuna de Vasco Nuñez de Balboa, descubridor del Océano Pacífico y de su compañero Diego de Albítez; de Hernando Méndez de Soto y Carlos Enríquez, conquistadores de la Florida.

En 1996, la ciudad fue declarada “Conjunto Histórico Artístico”.

De su rico patrimonio destacan sus murallas y puertas. Hasta un total de seis permitían el acceso al interior de la ciudad: Alconchel, Burgos, Nueva, Santiago, Sevilla y de la Villa. La Fortaleza es otro de los monumentos de la ciudad.

Sus edificios más sobresalientes son las iglesias, como las de San Bartolomé, comenzada a edificar a mediados del s. XV y ampliada en los siglos XVI y SVII. La iglesia de Santa Catalina data de finales del s.XV, con su fachada y torre de estilo barroco, destacando su retablo mayor.

La villa ofrece abundantes palacios, como el de las Cigüeñas o de Lastra, el del Bachiller Juan Martínez de Logroño (s.XV); del Boillón y el palacio del Marqués de Rianzuela, del s. XVIII.

 

Llerena:

Son numerosos los hallazgos de útiles de sílex y piedra pulimentada encontrados en su entorno, destacando el “Ídolo de Llerena”, de la Edad de Cobre.

Tras la Reconquista, con la instalación definitiva de la Orden de Santiago en la localidad, la villa comenzó a tener entidad como cabeza de partido. A finales del s.XVI se instaló el Tribunal del Santo Oficio de la Inquisición, hasta su abolición a mediados del s. XIX.

Sus monumentos más sobresalientes son la Plaza Mayor, porticadade estilo mudéjar, la iglesia de Nuestra Señora de la Granada fundada en el s. XIV, destacando por su originalidad la fachada norte; el Convento de Santa Clara (s. XVI), que conserva magníficas muestras de imaginería de los s.XVI y XVII.

El conjunto urbano de Llerena está compuesto de casas solariegas y mansiones hidalgas; junto a ellas abundan edificaciones populares de tipo tradicional y otras que, como evidencia de antigüedad, conservan elementos mudéjares que revelan la importancia que, históricamente tuvo el fenómeno morisco a lo largo de los siglos en Llerena.

 

Magacela:

Fue declarada “Bien de Interés Cultural como Conjunto Histórico” por la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura en 1994.

Su nombre procede de la antigua población musulmana de Umm-Gazala, que se refugiaba en lo más alto del cerro, al abrigo de su enorme fortaleza; aunque el origen de la población se remonta a la etapa prehistórica, como lo demuestra un dolmen situado en el llano, las pinturas rupestres en las paredes de abrigos de la “Peña del Águila”y una estela de guerrero de Bronce final, hoy en el Museo Arqueológico Nacional; y cuatro esculturas graníticas de leones en el Ayuntamiento.
Además hay indicios de época romana, como la mansión romana de Constosolia. Durante la Edad Media, son numerosas las referencias históricas que existen a partir de la llegada del pueblo islámico a estas tierras; y tras la Reconquista, la población se convierte en un crisol de culturas, conviviendo habitantes cristianos, moriscos y judíos.

El monumento más significativo de la localidad es la fortaleza prerromana, con posteriores reedificaciones, sobre todo de época almohade (s.XII).

De su arquitectura popular destaca la tipología de sus casas y su disposición, adaptadas a la fuerte pendiente del terreno, y sus numerosas portadas góticas.

 

Mérida:

Durante siglos, y hasta la caída del Imperio Romano, Mérida fue un importante centro jurídico, económico, militar y cultural; siendo uno de los centros administrativos romanos más importantes del occidente peninsular.

Su importante conjunto arqueológico y monumental fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1993.

El Teatro Romano es el monumento más emblemático y visitado de la ciudad, donde se celebran sus famosos Festivales de Teatro Clásico, en julio y agosto, anualmente. Cercano se encuentra el Anfiteatro, recinto dedicado a espectáculos con gladiadores y animales salvajes.

La aparición de los restos de una casa señorial romana, en la misma ubicación del posible santuario mitraico, le ha dado el nombre con el que es conocida esta antigua residencia de época romana: La Casa del Mitreo, con uno de los mosaicos más interesantes y atractivos del occidente peninsular.

También destaca el Circo o Hipódromo, construido en el siglo I d.C. que tuvo un aforo de 30.000 espectadores, lo que lo convierte en unos de los mayores del mundo romano.

De las construcciones acuáticas, merece señalar los acueductos de San Lázaro y de los Milagros; la presa romana de Proserpina, el pantano de Cornalvo y los puentes sobre el río Albarregas y el río Guadiana.

Monumentos romanos son, también, el arco de Trajano, el templo de Diana y el pórtico del Foro.

En otros estilos arquitectónicos, Mérida también atesora monumentos como la Alcazaba Árabe (s. IX) y la Basílica de Santa Eulalia, declarada Monumento Nacional.

Cabe destacar también la concatedral de Santa María (s. XIII) y el Museo Nacional de Arte Romano, inaugurado en 1986. Obra del arquitecto Rafael Moneo, donde se pueden contemplar los restos arqueológicos, encontrados sobre el solar en el que fue construido, en la llamada Cripta.

 

Olivenza:

Su origen está ligado a la definitiva reconquista de Badajoz por el rey de León, Alfonso IX, en 1230 quién para compensar la participación que tuvieron los Templarios, les concedió los enclaves de Burguillos del Cerro y Alconchel; creando la “Encomienda de Oliventia”.Más tarde sería cedida por Fernando IV de Castilla al rey D. Dinis de Portugal (Tratado de Alcañices, 1297), que elevó la antigua aldea castellana a la categoría de villa. Hacia 1509, D. Manuel inicia la construcción, junto a la ermita de Ntra. Sra. de Ajuda, de un puente fortificado sobre el Guadiana, que durante la Guerra de Sucesión española es destruido; rindiéndose Olivenza, sin resistencia a las tropas españolas en 1801 (Guerra de las Naranjas). Por el “Tratado de Badajos” (6 de junio de 1801), Manuel Godoy la incopora formalmente a la soberanía española.

Sus monumentos más importantes son la Ciudadela Medieval y el Alcázar. En el interior del Alcázar, y en la anexa panadería del Rey, se encuentra el Museo Etnográfico “González Santana”con 28 salas y 9.000 piezas del acervo cultural de estas tierras.

 

Zafra:

Por su situación geográfica, en la conocida “Vía de la Plata” romana, comienza a consolidarse como ciudad; pero cuando Zafra entra por la puerta grande de la historia es con la decadencia del imperio árabe.

En 1883, Alfonso XII concedió a Zafra el título de Ciudad, con el apelativo de Muy Nobel y Muy Ilustre. En 1965 fue declarada “Conjunto Histórico Artístico de Interés Nacional”.

Entre los monumentos de Zafra destaca el Alcázar o palacio de los Duques de Feria, en la actualidad Parador de Turismo. Es un palacio del S. XV remodelado en los siglos XVI y XVII. El Alcázar es una construcción predominantemente militar en su exterior aunque dentro ofrece los rasgos de las más elegantes realizaciones palaciegas. Destaca el patio central con claustro, escaleras, galerías, salones y el artesonado de la cúpula gótico-mudéjar que cubre la capilla.

La Plaza Grande se conecta con la Plaza Chica a través del conocido como “Arquillo del pan”.

El antiguo convento de la Cruz es el actual Ayuntamiento. Apertura de la muralla son el arco de Jerez y arco del Cubo. El primero de ellos conserva el vano de entrada, con arco apuntado en sillería y capilla lateral, dedicada al Cristo de la Humanidad. El arco del Cubo es un torreón que data del siglo XV donde se encuentra un nicho con escultura ecuestre.

 

Zonas de interés artesano:

Campiña Sur

Cruce de mil caminos y tierra de ibéricos

Sierra Suroeste

Uno de los territorios más hermosos de Iberia

Vegas bajas

El Guadiana da carácter a la comarca

La Serena

Mosaico de paisajes y rica gastronomía.

Tentudía

Legendaria zona de frontera

Vegas altas

Zona de regadío y punto clave entre norte y sur

La Siberia

Retablo de bellezas naturales

Los Baldíos

La mayor zona de producción de corcho del mundo

Zafra-Rio Bodión

Gran combinación de arte y naturaleza

Olivenza

De herencia medieval

Tierra de Barros

Tierra de vino y cavas